De chaqueta y corbata

Ayer madrugamos una vez más. Resulta que nos han habilitado un salón para los desayunos. Supongo que se sienten molestos en el hotel, o al menos el resto de los huéspedes, cuando 35 personas remueven un café en compañía.

Fuimos a la Universidad de Indiana, que cuenta con un campus precioso.

Allí tuvimos la oportunidad de visitar una biblioteca “The Lily Library” (http://www.indiana.edu/~liblilly/index.php) que tiene una cantidad inmensa de libros excepcionales: manuscritos (por ejemplo un manuscrito del primer diccionario americano chino-inglés), obras antiquísimas de gran valor (una edición del libro rojo de Mao del 64, la segunda edición del Quijote), y una gran variedad de reliquias literarias que nunca me imaginé que pernoctaran en un lugar tan remoto como este. No sólo nos hicieron una breve y amena explicación, sino que también nos permitieron palpar algunas grandes obras (y un Oscar -el premio de la academia- real , por las uvas de la ira…)

También visitamos el museo de arte. Fue una lástima que sí que tuvo que ser deprisa y corriendo porque había una avería en el sistema de aire acondicionado y aquello parecía una nevera. Una sala en expresionismo alemán, por ejemplo, me dejó impresionada. También alojaba un Picasso de lo más cómico -Picasso retrataba a una de sus amantes, pero en el lienzo había flores, por su mujer se presentaba y le pillaba con las manos en la masa, tener algo que replicar… –

 

Comimos en la Universidad, bien acompañados de Scholars que hicieron un trabajo estupendo en explicarnos las próximas elecciones de los estados. No sólo se trató de una explicación del funcionamiento del sistema electoral, sino que el profesor, experto en Ciencias Políticas, también aventuró posibles resultados y posibles consecuencias.

La tarde libre. Algunos jugaron al baloncesto, otros durmieron una siesta. Nosotros decidimos darnos un chapuzón en la piscina del hotel.

La cena, formal, de chaqueta. Teníamos que sentarnos con algunos miembros de la Faculty de la Universidad de Indiana, en teoría, de nuestro ámbito, para presentar nuestros proyectos. En mi mesa, acompañada de dos ingenieros y un politólogo, no se presentaron los professores. Por eso tuvimos charlas más distendidas y relajadas.

Nos despedimos tomando un “refrigerio” en un bar de Bloomington. Me retiré antes que la mayoría. El cansancio apremia y hoy nos espera un día de tirolina.

3 pensamientos en “De chaqueta y corbata

  1. Tirolina literal? Mmm, potser és alguna expressió en castellà que no conec…Uah, ha de ser fantàstic passejar-se per aquella biblioteca!!!! Si tot això (i més) està a Indiana, imagina’t què tindran a Columbia!!!!! Trobo molt bé que no us deixin anar directament als EUA amb la beca i l’allotjament, sinó que us acompanyin uns quants dies per a crear un ambient acadèmico-social propici per a que el vostre dia a dia durant el curs us condeixi al màxim i no us sentiu uns àliens (like an englishman in NY^^).

  2. Pero como pones en duda q no t vamos a seguir, acabas d decirme lo del block y andré y yo ya estamos enganchados.te echaremos de menos pero todo lo compensa el verte tan feliz. buen viaje mi pequeña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s