Jornada para recordar

Hoy fue un día de esos memorables. Supongo que os tengo a todos en vilo tras la entrada de ayer. Pues bien, quedáis advertidos, la Adriana “lo veo todo de color de rosa” ha vuelto. Y no porque el día hubiese empezado bien.

Para empezar, me querían echar del “hotel-residencia” antes de las 10 para que pudiesen limpiar la habitación para los nuevos inquilinos. Así que tuve que dejar las maletas en otro edificio que, afortunadamente, no estaba demasiado lejos, pero empezar el día empujando 5 minutos de calle cuesta arriba a las 9 de la mañana …

Obviamente, fui a la oficina encargada del alojamiento del housing de columbia. Mi gozo en un pozo. De poco sirvieron mis ojos empañados en lágrimas y la exageración dramática de mi situación, porque la mujer de la oficina me respondió en tono rotundo y borde: “mira, ya te lo dije durante estas semanas mil veces por email NO” No significa que no tienen otra habitación que otorgarme, no significa que no me devuelven la cantidad ingente de dinero que pagué aunque no firmase el contrato. Es decir, que acabé firmando el contrato. Con actitud lastimera y muy deprimida decidí no irme inmediatamente al apartamento, y cambiar el chip haciendo otras gestiones que urgían.

A. Pedir la identificación universitaria (“lo siento, no te la puedo dar hasta el día 28”)

B. Abrir una cuenta bancaria. En Citibank. Me hacen cuenta, sin comisiones. Tarjeta de débito y tarjeta de crédito. Más chequera para pagar el alquiler. El señor que me atendía se llamaba Raúl Martinez o algo así. Ni siquiera tuve que hablar inglés.

C. Teléfono. Otro desastre. Estaba casi convencida de querer la compañía AT&T pero resulta que por ser de fuera y no tener un número de la seguridad social no se fiaban de mi y pretendían que pagase 400$ de depósito. En fin, después de pelearme en una tienda y en otra, acabé por aliarme con T-Mobile. Prepago. Sin límite de llamadas, internet y mensajes (dentro de U.S). Pero bueno, al ser prepago puedo probar un mes y si no me gusta me cambio. Pero necesitaba tener el teléfono ya.

Con todo eso, y agotada -tan agotada que el hombre de la compañía telefónica me dijo que me fuera a descansar- decidí coger el bus universitario que te trae a la residencia en el Bronx. Primer dilema. Nadie sabía exactamente dónde se cogía. Total, que al final localizo una especie de monovolumen blanco con una pegatina que ponía The Arbor. Un hombre muy amable me ayudó con las maletas. Había otra residente en el bus.

Al llegar me reuní con el botones, uno nuevo. Pero que también llevaba sombrero de Columbia (me daba vergüenza sacarle una foto).

Me hizo un tour fabuloso en el que me vendió el apartamento como si de un broker se tratara. La fabulosa terraza a las vistas de la ciudad, la primera planta: gimnasio, guardería, salón de estudio, etc… También me dio indicaciones de cómo ir a los supermercados (al final no están lejos) y luego me enseñó mi apartamento en concreto. Boquiabierta. Sin palabras.

 

Dos habitaciones, enormes. Con baño interior cada una. Ventanas amplísimas, mucha luz. La mía, en cuestión tiene además de un armario, una cajonera, mesilla de noche, cama, escritorio, lamparita… (y un aparato enorme de aire acondicionado, que por cierto, está roto y no me lo pueden arreglar hasta mañana, roto significa que no se puede parar así que tengo que dormir en la otra habitación si no quiero helarme.

No hay tele.

Además de los dos baños hay uno extra. Para invitados dicen, que está en otro especie de habitáculo donde tenemos lavadora y secadora. ¡Para nosotras dos! La cocina… una nevera como no he visto nunca. Es más grande que la de mi abuela y mi madre juntas. Con barra americana. Microondas. Horno. ¡Lavavajillas!

 

Un salón comedor, con mesa para 6, dos sofás, 1 butaca, tres mesas de café. Una pequeña terraza. El salón es mi parte favorita tiene ventanales de arriba a abajo, como esos que pensé que sólo existían en las películas.

Aún así, sigo diciendo, que son todo lujos de los que podía prescindir. Decidí ir al TARGET que está bastante cerca.

Es una especie de Alcampo o Carrefour, pongámoslo así. Donde hay de todo y a precios considerables. Me tiré horas comprando cosas que necesitaba. Un juego de toallas y un juego de cama. Una sartén y un cazo. Detergentes para la ropa y productos de aseo personal (léase papel higiénico, jabón de manos), la tan deseada CAFETERA, y algunas comidas de supervivencia. Me lo pasé pipa. El sitio este está bastante cerca y puedo conseguir de todo, lo cual me ha tranquilizado de soberana manera.

 

Hay una anécdota que no puedo pasar por alto. Mientras decidía que funda nórdica me compraba (sólo había para escoger dos) se me acerca una muchacha y me pregunta sobre los protectores de colchón. Entre unas cosas y otras resulta que es una recién llegada a este edificio, y también una estudiante internacional en Columbia. De Perú. Majísima.

Decidimos compartir un taxi para volver a la residencia🙂  [nota sobre el taxista: americano-cubano que como yo intenté regatear el precio para que nos ayudase con todos los armatrostes decía “mi amol … que calactel el que tu tienesss …. ]” después la invité a mi apartamento a charlar un rato. Me contó que estudiará en el SIPA. Es una chica agradable, con intereses intelectuales, expresiva y sociable. Me encanta. Y iremos a comer ceviche. Así que ya se puede decir que me he integrado con algún vecino.

 

Como resumen final (me dejo muchas cosas, pero estoy muerta) he de decir que ya veo las cosas de otra manera. Sí, es cierto que esto no es lo que estaba buscando, pero dentro de lo malo el ambiente es agradable, la gente sociable (me saludan por los pasillos) y la zona comercial no la había visto y es muy completa. El transporte al campus lleva sólo 15 minutos, 20 a lo sumo, así que no es para tanto. No hace paradas, es directo. Inconveniente: que sólo funciona de lunes a sábado de 9 a 11 de la noche, si quieres salirte de esas horas has de recurrir al metro.

 

Escribidme pronto

 

4 pensamientos en “Jornada para recordar

  1. Bien, de acuerdo, quizás no sea lo que quieras, o te llegue perfectamente algo menos lujoso, pero no esta mal. Hoy a las 9 de la mañana confiaba y así se lo hacia saber a quien caminaba conmigo que encontrarías la parte positiva, esa es mi peque. Ni se te ocurra dejar de escribir, porque nos arrebatas tu “mundologia”.
    Mil besos

  2. L’edifici no té res a veure amb la Vila de la UAB!!! Ara entenc on van a parar els imposotos dels americans, les seves taxes universitàries i els diners que la Caixa guanya amb els meus diners^^. Realment l’entorn que us proporciona aquest edifici més la universitat és immillorable. Crec que, a part dels recursos acadèmics de què disposaràs a Columbia (profes&fons bibliogràfic&companys súper interessants), teniu les necessitats bàsiques cobertes i molt més! Mare meva: gimnàs, supermercat gengant, apartament com per convertir-lo en un pis patera, i fer-se rica, connexió directa residència-universitat. I això que només hi portes uns pocs dies, segur que les pròximes hores seran un no parar de descobriments interessantíssims!!! Per cert, gràcies per les fotos (totes^^).

  3. Bueno mujer, aunque puedas prescindir de ellos, bienvenidos sean los lujos! Por lo que cuentas veo que está genial el apartamento y es perfecto que tengas el super cerquita. Qué casualidad encontrarte allí a una estudiante del mismo edificio!

  4. Como m gusta que apareciera la adriana q como tu dices ve todo de color de rosa ““alegre y dicharachera““ es como yo te recuerdo.
    Bueno guapa, me alegro de que te estes adaptando tan bien y por dios sigue escribiendo porque esto se esta convirtiendo en algo adictivo cada noche, como quien toma una pastilla para ir a dormir.
    Por cierto esta tarde estuve con dos personajes que tu conoces muy bien que apunto estuvieron de fastidiarme mi esperada lectura de cada noche….al final…..pude contenerlos y no me contaron nada.

    Biquiños desde galicia con amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s