¿Rollitos de primavera con arroz?

Admitámoslo. Tengo el síndrome. Ese que caracteriza el estado de ánimo del recién llegado. Todo es sorprendente. No encuentras aún inconvenientes. Hasta el hecho de que te empujen en el metro te parece tan “auténtico”. Aún estás descubriendo. Rincones por allí. Rincones por allá. Y llegas a casa con la sensación de haber aprendido un montón. De haber tenido un día completamente diferente. Sabemos que llegará un momento, en cuanto se estabilicen las clases, se imponga una rutina, que todo esto cambiará. Pero pienso alargarlo lo máximo posible. Me encanta esta sensación.

El día empezó bien al ver las caras de toda mi familia en la pantalla del ordenador. Abuelos de Tui, familiares de Goián. Y la más agradecida de todos, la niña. Ya me llenó de energía al verla con sus cinco años hablándome emocionada desde su lado de la pantalla. Qué nostalgia.

Una excursión intensa a Flushing, acompañada de Ruoyang, Jiang, Wai Li, Shenti y (aún no me se el nombre del que falta). Bien, empecemos por el principio. Flushing es un barrio en el barrio de Queens. Es el nuevo Chinatown. Chinatown, el “real” está en Manhattan, junto a Little Italy, pero se quedó pequeño (de hecho absorbió Little Italy) y los asiáticos recién llegados se han tenido que buscar otra zona. Esta es Flushing. La gente más joven, las últimas generaciones se han estado instalando aquí. Hoy fuimos porque mi compañera de piso y sus amigos habían decidido ir a comer allí, y yo me sentía un poco escéptica (pensando que, no sería realmente un Chinatown) y me equivocaba. O no. Porque nada más salir del metro me teletransportaron a cualquiera de mis últimos veranos en Beijing. Es increíble como se puede amalgamar una ciudad. Dejad que las imágenes hablen por sí solas, porque no quiero caer en comentarios culturalistas.

La base: dos tipos de sopa (una picante, y otra caldo de verduras)

El plato elegido fue “Huoguo” en inglés, “Hot Pot” y también he escuchado a gente que se refería a este “plato” como la “foudue china”.

las carnes: ternera y cordero

Consiste en una olla con una base de caldo (puede ser de pescado, de verduras, picante) … los lugares más sofisticados tienen una olla con dos huecos y así puedes tener dos caldos. La mesa está preparada con un hornillo (o es portátil, al más puro estilo camping gas) y luego eliges de una amplia carta lo que quieres añadir a tu “sopa”. Bien, las opciones son casi incontables.

Desde distintos tipos de carne (cerdo, ternera, cordero) que viene en bandejas cortada muy fina, hasta pescados y mariscos, y verduras (champiñones, col) y, por supuesto tofu, y noodles.

Todos estos ingredientes vienen en bandejas, y los comensales los van depositando en la bulliciosa olla, dejan reposar y van comiendo (los ingredientes no tardan apenas en cocinarse, están cortados muy finos). Opcionalmente, los comensales tienen pequeños boles con salsas y mojan los ingredientes cocinados.

Es un plato típico de Mongolia y de Sichuan (la versión picante). Normalmente pagas los ingredientes, pero en nuestro caso uno pagaba por persona (25$ dolaracos!!, un robo) y pedías todo lo que querías. El menú también incluía Baozi y la bebida. Lo que más me llamó la atención: es buffet libre pero sólo se permite a los comensales estar en el restaurante durante 2 horas.

La comida fue bastante divertida, transcurrió en chino y pude integrarme sin problemas (aún no he perdido del todo mis capacidades). Al terminar, algunos decidieron ir de compras a Times Square.

El supermercado

Yo, sin embargo, preferí quedarme a investigar el barrio, que sólo constaba de unas cuatro calles (cómo digo, es un barrio que aún está en crecimiento). Entré en librerías (ningún libro en inglés), encontré los lugares de ocio preferidos de los locales (el karaoke), fuí a un centro comercial, y, cómo no, a un supermercado.

La sección de pescadería … viva

Y qué bien hice. Porque vi lo que realmente no había visto todavía: pescado realmente fresco, y apetecible.. Es una lástima que el barrio me quede tan alejado y no pueda desplazarme a hacer la compra aquí. Las verduras y las frutas también estaban muy bien de precio.

El supermercado, enorme y curiosísimo, ya casi no recordaba cómo eran. En los supermercados chinos hay mujeres en cada pasillo con pequeñas ollas dando a “catar” a los clientes.

Son muy graciosas por que son lo más antisofisticado que puedas imaginar. Un apunte: una mujer daba muestras de noodles (fideos). Los ponía en pequeños recipientes y los acompañaba con dos palillos (de dientes!) sí, exacto, para que los clientes los utilizaran a modo de palillo chino.

La cocinera de las muestras

Acabé comprando algo. Vinagre (es que el vinagre chino es inigualable), unas setas que había probado en el Restaurante que no había comido nunca y que me encantaron, una berenjena china (son de otro color y otra forma, y no son amargas), lichis (es una fruta riquísima), jengibre confitado (por fin lo encontré, en Vigo no había manera) y unos fideos marrones.

Antes de subirme al metro caí en la tentación. Me compré un bubble tea. Es una bebida que toman a modo de refresco los jóvenes taiwaneses. Consiste en té con leche y bastante azúcar (es un batido más bien) y bolitas de tapioca en el fondo. Las bolitas de tapioca tienen la textura de las gominolas. Se bebe con una pajita gruesa y según te viene el te, te vienen las gominolitas. Me encantaba, lo descubrí en California. He de reconocer que me costó tomar la decisión, porque estaba empachada del “buffet libre” pero luego pensé…. que… pocas oportunidades tenía de encontrarme algo así cuando se me antojara y tenía que aprovechar. Así que delinquí. Como para poder resistirse, porque todo el mundo (hasta las yayas chinas) iban con su vaso en la mano. Y bien que hice, porque el trayecto de vuelta fue largo, largo. Para colmo, olvidé que cuando voy en metro me gusta llevar pantalones y no vestido (no me gusta que mis piernas toquen el asiento sudado por ajenos, llámame quisquillosa).

3 pensamientos en “¿Rollitos de primavera con arroz?

  1. Adriana, m’encanta tot això que has explicat, pq em recorda moltíssim a Japó. El menjar aquest és una mica diferent, una variant suposo, però també en tenen (l’hi diuen shabu-shabu o sukiyaki) i les begudes de soja també estaven super de moda allà!!! Quina enveja… que bé que ho deus estar passant, gaudeix al màxim!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s