Marketing

Uno de los encargados del departamento de Recursos Humanos de Wall Street, alguien que se encarga de reclutar a jugadores de cartas, porque es a lo que se asemeja la bolsa, nos dio una clase bastante interesante sobre cómo presentar los documentos necesarios para solicitar un trabajo: el CV y una carta de presentación.

Fui un poco porque no tenía clase, pero he de reconocer que me daba pereza y me parecía que sobraba un poco. Obviamente, me equivocaba. Es decir, hay ciertas cosas que giran entorno al mundo laboral americano que distan mucho de lo que estamos acostumbrados (perdona que me interrumpa, pero estoy en la sala de ordenadores y estoy visualizando un joven que se rasca la nariz y lleva una camiseta morada con un corazón rojo que dice JESUS LOVES YOU y me desconcierta).

En primer lugar, aquí, a la hora de buscar trabajo, al menos en el ámbito empresarial no importa tanto lo que sepas sino como te vendas, ya que para ellos, si te sabes vender tienes la fuerza suficiente para aprender a desempeñar cualquier función.

Para empezar, un error tipográfico o una falta ortográfica descarta de inmediato al candidato:  Careless aplicant, careles worker. O lo que es lo mismo, un candidato descuidado significa un trabajador descuidado.

Obviamente no voy a aburrir con la reproducción de las técnicas y, sobre todo, trucos expuestos en la charla, pero me gustaría mencionar cosas que llamaron mi atención.

Respecto al CV, nunca se pone la fotografía. Están tan obsesionados con la discriminación que se evita poner una foto para que no de lugar a rechazos por motivos raciales, de aspecto físico, etc.

No ha de sobrepasar la única página, ya que se dice, que en Wall Street directamente arrancan las demás.

En la experiencia laboral uno no incluye la descripción de su trabajo, sino los logros obtenidos. Por ejemplo: “Profesora en Linguamania. Beneficios para la empresa de 10.000 Euros en septiembre” “Interprete en la ONU. Premio nacional de diplomacia…”.

Hay una sección de información personal que se debe intentar emplear para seducir al “jefe” lo cual requiere que uno haya investigado sobre la “cultura” de la empresa. Por ejemplo, si tu jefe es francés, en Más información deberías poner: aficionado a la cata de quesos y vinos franceses, o, si a tu jefe le gusta jugar al bádminton, aficionado al bádminton.

En realidad esta parte del cv está configurada para que, a la hora de hacerte una entrevista, el entrevistador tenga algo de lo que hablar para saber cómo reacciona el candidato.

Las entrevista  no han de demostrar la valía del candidato, sino lo fácil o lo difícil que puede resultar compartir el espacio de trabajo. En las entrevistas se pretende comprobar que el entrevistado es una persona agradable, que se sabe sociabilizar, y con la cual no supone un suplicio compartir mesa.

Hay una gran cantidad de preguntas ILEGALES, que tienen prohibido hacerte en una entrevista, tales como tu estado civil, por ejemplo.

Lo casi más divertido de todo fue la última parte. Según nuestro ponente, una de las partes más importantes a la hora de buscar trabajo es el networking. Consiste en conocer gente, vamos, en otras palabras, conseguir enchufe. Es indispensable conocer a fondo la “cultura” de la empresa, y has de tratar de demostrarlo a cualquier oportunidad. Por ejemplo, imagínate que quieres trabajar para Yoigo, y sabes que su política es resultar ser informal y “cercano” al cliente. Pues deberías intentar proclamar esto a los cuatro vientos, no sólo con tus palabras sino también con tu aspecto. Sucede lo mismo a la inversa. Si es una empresa que anima al trabajo en equipo y la relación personal de sus miembros deberás, por ejemplo, proponer una reunión informal en tu jardín.

Qué peliculero. Al loro, que resulta que una de las cosas más importantes es configurarnos un “discurso del ascensor”. Cualquier estudiante de máster que se precie, licenciado en una universidad de calibre como esta (estoy citando textualmente) ha de tener el discurso del ascensor preparado. El discurso del ascensor consiste en que te sepas presentar lo que dura un viaje de ascensor y despertar interés en un posible empresario. Qué me dices?

2 pensamientos en “Marketing

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s