Vamos a los jueves

La bienvenida al mercado

Además de pensar que vendría a una ciudad de peligros y gánsters, otro de los tópicos que me atormentaban cuando pensaba en venir a NYC era el tener que renunciar a esas frutas y verduras sabrosas de Pepe. Y este tópico no había nacido de las guías turísticas, sino de mi experiencia previa en Barcelona, donde, lo único que distingue un tomate de un pepino de una zanahoria es el color, porque en cuanto a textura plasticosa y a sabor exageradamente sutil y calificable como aguado son idénticos. Es cierto. ¿Os acordáis de esas manzanas Smith con una capa de cera brillante que te hacían dudar de si eran comestibles? Pues bien, teniendo en cuenta las dificultades con las que me topaba para hacerme una menestra o merendar sandía en Barcelona, esperaba que aquí la situación fuese mucho peor. Pero, una vez más me equivocaba.

No sólo es posible tener al alcance de la mano frutas y verduras feas, manchadas, arrugadas, deformes y sabrosas a un precio “asequible” sino que incluso he llegado a conocer un montón de productos que desconocía, pues la variedad es asombrosa.

Sin ir más lejos, cada jueves (qué casualidad, ¿verdad?) es día de mercado en la Universidad. Obviamente, los puestos no están dentro del campus, pero están en la calle de la entrada principal. Se llama “Farmers Market” , el mercado de los agricultores.

Y así es. Unos 7 o 8 puestos, no más, sencillos y sin parafernalias. Los granjeros, de piel curtida, ropas andrajosas, y acentos variopintos descargan sus cajas con sus productos sobre las mesas. Es imposible saber con antelación qué traerán, pues cada día es diferente.

Os explico un poco las cosas que más me llaman la atención de este mercado. En primer lugar la cantidad de gente que lo frecuenta. Estudiantes universitarios, hombres que parecen de camino a Wall Street, señoras con tocado y su caniche que olisquean con parsimonia, niños que tiran de los pantalones a sus papás para que les compren un plátano…

Hay un puesto que te da la bienvenida. Este puesto no vende, sino que informa. Tiene a tu disposición información sobre el mercado, sobre otros días y direcciones de mercados de agricultores.

Además, te explica cómo beneficias a estas personas haciendo esta compra de comercio justo. Te venden bolsas ecológicas para que hagas la compra en el mercado, y también tienen un sistema para que puedas comprar dinero (tokens) que gastas en el mercado, así puedes pagar con tarjeta de crédito.

Lo más interesante de este puesto independiente es que cada semana se encarga de escoger un “producto”. La semana pasada era el yogur, y esta semana era la “calabaza”. Entonces tienen una serie de folletos informativos sobre el producto en cuestión, una serie de recetas, y incluso hay una mujer cocinando una de ellas y regalando pequeñas muestras. Hoy, salteaban un tipo de calabaza que desconocía (delicata) con sidra de manzana.

Me encanta este mercado porque, para mi, es como un museo. Cada semana veo cosas que nunca antes había visto. Me acuerdo entonces de mi prima de cinco años.

Mi madre dice que es una niña que todavía tiene la capacidad de sorprenderse, de alucinar con cada cosa nueva que ve. Pues yo soy un poco como esa pequeña Mafalda.

Las calabazas, el producto estrella de hoy. El producto que identifica el otoño americano. La verdad, es que descubrí la calabaza hace recientemente poco tiempo. En casa nunca se consumió demasiado, mamá dice que es un producto al que no se le tenía demasiado aprecio ya que con el alimentaban, por ejemplo, a los cerdos. A mis abuelas no les entusiasma así que no está nunca presente en los platos de domingo. Un día probé en casa de alguien, supongo y me gustó. Pero de todas maneras sólo conocía la calabaza esa en forma de pera gigante, de costra muy dura. Y la típica de Halloween, pero esa no me gustaba demasiado.

Bien, aquí he descubierto que hay muchísimos tipos. En realidad, hay un término en inglés que es Squash (calabazas). Summer squash (calabazas de verano) son nuestros “calabacines” que aquí los hay verdes, amarillos, verde clarito… y Winter Squash (calabazas de invierno) son las de la piel dura. Además de la típica calabaza de Halloween hay muchas otras (fotos).

Además de la variedad de calabazas, también he descubierto que existen pimientos morados, y judías de todos los colores. Los tomates amarillos, naranjas, verdes… ¡las berenjenas! ¡qué bonitas! parecen de mentira. Pienso mucho en mi madre. Sé que me haría un bodegón para decorar mi cocina con todas reliquias de la naturaleza. Otra curiosidad. La coliflor naranja. A la coliflor naranja la llaman “Cheddar Couliflower”, Cheddar, como el queso.

La mayoría de los puestos son de frutas y verduras, pero hay algunos con panes. Lamento decir, sin embargo, que el pan que nosotros conocemos no hay intento americano que lo logre.

De aspecto similar, pero de textura compacta y con sabor extraño. La panificación no es su fuerte. Supongo que también nosotros hemos adquirido un paladar exigente. Algunos de galletas y pasteles.

Hay un puesto de miel, vende miel artesana y productos derivados: polen, jalea… Un puesto de lácteos (yogures y quesos artesanos) y uno de lavanda. Además de plantas de lavanda vende saquitos de lavanda de todos los tamaños. Cada semana hay algún puesto que te sorprende. Por ejemplo, hoy había uno sólo de setas.

No me enrollo más. Os dejo con las fotos.

3 pensamientos en “Vamos a los jueves

  1. Qué maravilla! Me identifico totalmente, yo también sería una pequeña Mafalda. Mazorcas de maiz, calabazas, romanescu, berenjenas… cuánta variedad de productos! No hay nada como llevarse a casa frutas y verduras del campo y disfrutar de su sabor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s