Melancolía

Creo que ya va siendo hora de que empiece a quejarme. Vale ya ¿no? Hombre, claro que quiero compartir esta bonita experiencia con todos vosotros pero también necesito lloriquear un poquito.

Hoy me ahogo de morriña. Me ahogo de morriña porque extraño mi cama con olor a lavanda. El café del Pilar y de Portugal.

Extraño el ruido que hace mi madre al fregar la loza por las noches. El programa del follonero. Extraño escuchar a mi padre abrir el grifo por las mañanas y caminar apresurado hasta la cocina. Las clases de teatro, que empezaron hoy. La respiración de Yoga. Ir en el coche charlando con Merchi o Sil. Extraño ser la primera y abrir la oficina, decir que estoy “en el trabajo”. El pan. Extraño algún comentario punzante de la abuela. El pelo tieso del abuelo. Extraño a mi tía tonteando con los animales. El paseo fluvial. Llamar a María. Escuchar a Loló mientras intenta establecer comunicación conmigo y, a la vez, controla que Ada no se haga daño en el tobogán. Sentir que la vida es más fácil cuando me empano en Goián rodeada de familia. Ir al cine con Mónica mientras hablamos en inglés. Sentirme en casa. Y muchas, muchas cosas y, sobretodo, personas más … que no quiero enumerar porque se haría eterno y sonaría artificial.

Echo de menos, sobre todo, el contacto humano. Un beso o un abrazo. Aquí, al fin y al cabo, las amistades que he forjado son todavía demasiado superficiales para romper esa barrera. Además, culturalmente respecto al contacto físico también hay muchas diferencias. Que me den las buenas noches.

Hoy quiero quejarme de todo. Quiero quejarme del tiempo de aquí, que me ha llovido más aquí que en todo el año en Galicia. Quiero quejarme del dinero, que aquí todo es muy caro, ya me han cobrado el alquiler y sofoca. Quiero quejarme del idioma, estoy cansada de no hablar castellano y tener que hacer un esfuerzo permanente. Quiero quejarme del café, de la comida, que no vale para nada. Quiero quejarme de que no tengo tiempo para ir a ver las obras de teatro que anuncian en cada pantalla de la universidad. Quiero quejarme porque esto es muy difícil, porque a veces no entiendo los ejercicios, porque me cuesta prepararme las clases, porque a veces no entiendo. Quiero quejarme porque a veces estoy cansada, me meto en la cama y siento un cosquilleo en las piernas. Quiero quejarme porque a veces me siento sola.

Bueno, no es para preocuparse, pero también quiero quejarme, que a veces me da asco dar tanta envidia.

Ayer aprendí algo sobre la melancolía, que da título a esta entrada. Normalmente asociamos la melancolía al sentimiento que acabo de describir justo arriba. Sin embargo, la profe de psicología nos ha hecho leer un artículo de Freud sobre la Melancolía desde otro punto de vista. La verdad, supone todo un reto seguir esta clase de psicología, porque a veces noto que me faltan conocimientos científicos, y me cuesta bastante más que a mis compañeros de clase seguir las lecturas. En fin, el caso es que, según Freud, la melancolía está relacionada con la pérdida. Cuando alguien pierde algo (un objeto valioso, o una persona) tiene dos reacciones posibles. Una es el luto, por así decirlo. Lamentamos esta pérdida, lloramos. Pero, al final somos capaces de superarlo, de seguir adelante y asumir la pérdida. Melancolía, sin embargo, es cuando nunca superamos ese hueco que deja ese objeto. Nos obsesiona de manera permanente y permanece en forma de vacío en nuestra vida. Pongamos un ejemplo. Si muere un familiar, seguimos dejando su silla vacía y nunca somos capaces de aceptar que alguien diferente se siente en ese lugar. Según Freud, la melancolía es una patología.

En la clase de psicología la melancolía tiene importancia ya que es una de las características de la emigración. Los inmigrantes siempre han de enfrentarse a una pérdida. La familia, el país … cada caso es diferente. Por eso, en esta asignatura, estamos observando los patrones de como reaccionan los inmigrantes asiáticos ante esta pérdida. Cómo influye en su salud mental enfrentarse a esta pérdida con luto o melancolía.

¿Y yo? ¿Tengo melancolía?

Mi café de cada mañana (y mis apuntes debajo)

 

 

 

6 pensamientos en “Melancolía

  1. Animo mi pequeña dentro de poco, con un poco de suerte nos miraremos, y trataremos de llenarte de fuerza y energía para el curso. un beso

  2. Jajaja, m’ha encantat la frase de ” a veces me da asco dar tanta envidia”. És taaaan Rachel Berry!!!!

    I com a extensió de “què senten els emigrants/immigrants” també hi ha el “què senten la gent que envolta els immigrants”. Al meu voltant hi ha gent de procedències molt diverses, que s’enfronten al que tu has dit: un nou entorn i una gent diferent, i també al record dels llocs i gent que han deixat enrere. Com m’afecta a mi el fet que ells siguin d’un altre lloc i portin poc temps aquí? Bé, salvant les diferències culturals o lingüístiques, jo noto que ells no estan arrelats aquí, que troben pocs referents al seu voltant (programes de tele, llocs, amics, familiars,…) i que no busquen el mateix que jo. És una mica com el cas dels Erasmus:alguns només busquen fer amics i sortir de festa i, com que jo no sóc així, no coincidirem i no ens farem. Els nostres ritmes són diferents: jo dedico el meu temps a quedar amb uns amics, després amb uns altres, després amb la família, etc. De fet no sé com explicar-ho, però d’alguna manera els seus horaris són diferents als meus, i tinc la sensació que jo estic més ocupada que ells i que no els puc dedicar el temps que voldria.

  3. mi niňa lo q tu tienes se llama “MORRIŇA“ y no se el motivo pero es un mal que padecen casi todos los gallegos y tu, por mucho que viajaras y estes acostumbrada a estar lejos de casa, no dejas de tener sangre gallega por los cuatro costados.
    No olvides nunca que lo que aňoras, no lo has perdido, simplemente lo tienes “un poco a desmano“, pero sigue ahí ,esperandote para cuando vuelvas y no te desanimes aqui todo sigue igual y tu, sin embargo, seguro que creciendo, con unas experiencias y oportunidades que aqui sabes, no aportaria ninguna de las cosas ni personas que extraňas.
    Besos guapa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s