Conflicto de intereses

Tengo una especie de rutina cada día. Me levanto, voy al baño, me aseo y cambio, hago la cama (una buena costumbre que no hacía en Barcelona pero aquí hago porque sé que al encender el Skype no quiero mostrar mis vergüenzas). Después enciendo el ordenador. Redes sociales, y los periódicos: el país y la vanguardia (el NY Times lo leo al llegar a la universidad). Mientras se cargan las páginas me hago el café y el desayuno, y lo ingiero acompañada de los titulares (los escaneo, no me puedo permitir el lujo de leer detenidamente).

Bien, hoy, repasando los blogs sobre literatura china había un artículo que se titulaba ” ¿Hubo un conflicto de intereses en la entrega del premio Nobel?”

Desde la entrega del premio Nobel, el debate ha plagado todos los medios de comunicación, así que no quiero entrar en él. De hecho, me consta que ya mostré mi opinión al respecto.

Lo que quería mencionar aquí es que este titular me recordó a una “conferencia” / “seminario” que tuvimos la semana pasada. Se llamaba “conflicto de intereses”. Fui porque estaba dirigida a estudiantes que van a investigar, pero no sabía muy bien sobre qué versaría.

Llego, y somos unos poquitos. Todos con aspecto de rata de biblioteca, lo cual hacía a la mayoría bastante atractivo desde mi punto de vista. Había una mesa con pizzas recién llegadas del “delivery” (entrega a domicilio) y unas botellas gigantes de Coca Cola y Coca Cola Light. Diet, que le dicen aquí.

Tomas un plato, te sirves, un vaso (con una capacidad superior a la que estamos habituados) y te sientas y esperas. Entonces se presenta un profesor, director del departamento de política y protección de la investigación de la universidad. Es elocuente, y se expresa de una manera que deja a uno estupefacto.

Estupefacta me quedé. Me abrió los ojos. Y muchos pensaréis que soy estúpida, y es cierto.

El mundo está corrupto. La manipulación y la persuasión penetran hasta los rincones que uno consideraba más impermeables del planeta. Y me refiero a la investigación académica.

Yo soy una de esas personas que, con aires de superioridad, de vez en cuando justifican una hipótesis diciendo “pues un estudio de Harvard…” o “la universidad de XXX ha publicado que…”, y hasta yo misma me creo que es un argumento más que válido y totalmente aceptable (al contrario que Wikipedia).

Pues bien. No.

Conflicto de intereses es, en el ámbito académico, precisamente esto. Os resumo la cuestión.

Toda investigación académica (bajo el nombre de una universidad) requiere mucho tiempo y recursos. El investigador normalmente no produce beneficios a corto plazo, con lo cual necesita cierta financiación. Esta financiación suele venir de la universidad, becas de instituciones académicas… etc. En el ámbito científico, por ejemplo, es muy frecuente recibir financiación de instituciones privadas.

Por ejemplo, imaginad que se está investigando sobre un tratamiento contra el cáncer de hígado. Pues quizá un laboratorio (por ejemplo, Novartis) quiera financiar este estudio. Normalmente es así. El investigador acepta, porque de otra manera no podría seguir investigando. Pues bien. Imaginad que la investigación tiene como resultado que cierto medicamento no aporta ningún beneficio para tal enfermedad. Entonces Novartis, que ha financiado tal estudio, exige que se “omita” cierta información para no verse perjudicada. Entonces el estudio se publica, pero “falta” información importante.

Esto ocurre todos los días. Y la conferencia era meramente para informarnos que los investigadores de esta universidad no podemos aceptar financiación privada bajo ningún concepto sin consultar antes. Aunque uno no vaya a manipular su estudio, aceptar la financiación de según qué instituciones relacionadas con tu ámbito ya pone en duda y cuestiona la validez de tal investigación. Una universidad elitista como esta no quiere ensuciar su nombre y no te deja.

Es decir, tienes prohibido aceptar financiación de cualquier institución que pueda tener cierto interés económico en el resultado de tu investigación. Lo cual parece coherente.

Nos pusieron un ejemplo que me gustaría compartir, porque me resulta curioso. Una universidad decidió investigar sobre qué cascos protegían mejor contra las conmociones más frecuentes en los partidos de rugby. Recibió financiación de una empresa hospitalaria (que trata conmociones deportivas), de Toyota (interesado en desarrollar protección para sus clientes) y de la armada norteamericana (interesada en desarrollar buenos cascos para su “ejército”). Bien, este estudio analizó diversas marcas y catalogó las más seguras. Desaconsejaba dos marcas en concreto por no ser lo suficiente eficaces.

Lo significativo es que se había publicado un estudio semejante antes. Lo que ocurre es que había sido un estudio financiado por empresas de vestimenta deportiva. ¿Adivinad qué? Todas las marcas habían resultado ser “seguras”.

Al final, la investigación universitaria es casi como los anuncios del Actimel.

Me quejo mucho y muy a menudo del elitismo de este tipo de universidades. Por el “nombre” (que al final, no deja de ser una marca) someten a los estudiantes a una presión desmesurada (volvimos a ganar en el ranking de universidades americanas que más ejercen estrés en los estudiantes). Sin embargo, para según que cosas este elitismo resulta beneficioso. Me pareció bastante interesante el esfuerzo en evitar este tipo de manipulaciones y corrupciones, aunque quizá no sea suficiente.

Un estudio reciente de Harvard (tenemos una gran rivalidad) sobre el uso de antidepresivos en niños ocultó que había recibido financiación de empresas farmacéuticas. No se comprobó si este hecho había influenciado el resultado del estudio, pero desde luego pone en duda su validez. Columbia intenta evitar a toda costa esto. Ahora bien, ¿qué otras opciones tiene el investigador para financiarse?

Imagen

El merchandising de la uni

Un pensamiento en “Conflicto de intereses

  1. Es muy interesante, como una supuesta “investigación” se convierte en “promoción” ya que cuenta con el aval de una prestigiosa institución… ¿y no os comentaron qué posibles formas de financiación “válidas” podría tener un investigador de Columbia? ¿becas?¿bolsillo propio? ais…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s