Jornada de Reflexión en Manhattan

¡Happy Election Day!

¿En serio? No daba crédito cuando escuchaba este comentario en cada esquina esta mañana. Quizá uno de los mayores problemas es que la gente se toma la política a broma. Esta mañana, en facebook, vi una foto de un mendigo que tenía un trozo de cartón a sus pies que rezaba: “Dame dinero o voto a Obama”.  Un joven en el autobús esta mañana me dijo: nosotros, en NY podemos estar tranquilos, porque aquí todo el mundo votará a Obama. Pero en otros estados…

Nuestra aula de estudio es uno de los puntos para votar en la zona. Han estado llegando ininterrumpidamente autobuses de asistencia para personas inválidas y de la tercera edad. La mayoría de puntos para votar tienen, además, intérpretes y traductores, algo que me ha sorprendido gratamente.

Y eso es todo respecto a las elecciones. Ya vamos a tener bastante impacto mediático, y lo que yo pueda aportar es irrelevante.

 

Además, estoy de un humor de perros. Para empezar, las temperaturas han descendido drásticamente. Ya hemos descendido de los 0º, y mañana llega una tormenta de nieve. No os lo perdáis. Uno de los conductores del autobús (por suerte mis horarios no coinciden mucho con él) es de lo más chistoso. El hombre no se calla. Como tengas una mañana de esas que no te apetece hablar, la llevas clara. Además, de todo sabe el hombre, lo peor de todo es que se cree de verdad que sabe mucho. Cada día es imprevisible: las elecciones, la religión, enfermedades, ciencia y tecnología. Baraja una variedad de temas de manera asombrosa, y ya os podéis imaginar con qué dotes. Hoy me informó que el cambio climático es un hecho ( … ), que está sucediendo de verdad – lo dice cómo si no escuchases hablar del cambio climático en tu vida, entusiasmado ante el “descubrimiento”- , y que el ser humano está afectando más de lo que cree (…) y vamos, la explicación de las bajas temperaturas es obvia. Según él, el polo norte está casi derretido, y claro, antes los bloques de hielo paraban el viento. Ahora, al estar derretidos, las ventiscas nos arrollan de lleno. “Y no te creas que esto me lo estoy inventando , ¿eh? lo he leído en alguna parte” Cuándo se justifica así y aporta aporta la fiabilidad de sus referencias de una manera tan detallada es lo más.

Para colmo, hace más de una semana que espero respuesta a unos correos de varios profesores. Nada. Silencio absoluto.

Mañana tengo una reunión con mi directora de tesis para negociar mis asignaturas del semestre que viene ¿ya? Sí, la matrícula es en apenas dos semanas.

 

Y el punto sobre la i. Me he levantado con un sentimiento de culpabilidad terrible. Resulta que ni ayer ni hoy tuvimos clase, no sé si lo había confesado. ¿Motivo? Elecciones. No preguntéis más. ¡Ah! Se me olvidaba. Aquí no existe la jornada de reflexión. Esta mañana Romney seguía haciendo campaña en la radio. Vergonzoso. El caso es que ayer decidí tomarme el día libre. Fui a comprarme gorros, una bufanda, guantes.

He de decir que “sin querer” me encontré con el lugar más maravilloso del mundo: una librería llamada the Drama Book Shop, especializada en teatro. No sólo vende obras teatrales, sino todo tipo de material enfocado a actores.

Me encantó, y no pude resistir la tentación de comprarme un pequeño obsequio.

Total, al llegar a casa de noche, vi en mi bandeja de entrada de el correo de la universidad una cantidad de correos asombrosa. Cabe destacar uno que decía “siento avisar con tan poco tiempo de antelación, pero tenéis que hacer un examen online de Chino que exige el departamento para …. ” ¿Efecto de tales noticias? Palpitaciones, arrepentimiento por haberme tomado el día libre, y una susceptibilidad acentuada.

 

Un pensamiento en “Jornada de Reflexión en Manhattan

  1. Això de “avisar con poco tiempo de antelación” m’ha fet gràcia. La meva profe de xinès sembla que no porti un ordre dels continguts de cada classe. Et fa la classe però la informació estructurant se la guarda. Per exemple, anem fent contingut rere contingut i de cop s’acaba la classe. No hi ha ni un sol moment que digui “Avui farem això i això” o “Ara que hem acabat axiò farem allò altre”. I com que no he tingut gaire contacte amb professors/es xineses no sé si això és una característica comuna en ells, però jo trobo a faltar comunicació cap als estudiants. No dic que no es prepari les classes, però no ens transmet un ordre. I potser aquest profe teu s’havia oblidat del tot d’aquest examen, o li passa com a la meva profe, que no ens comunica les coses com cal.

    Pel que fa a aquest conductor tan cregut, me l’imagino dient una tonteria com una casa i tu havent-li de donar la raó (perquè si li portes la contrària, encara que sigui amb arguments, segur que no voldrà cedir). És trist veure que el món està ple de gent tan creguda i que, a més, se’t fiquen a la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s