Punto y coma

Algunos nos obsesionamos con imaginar nuestras experiencias en forma de textos escritos. Una patología como otra cualquiera.

Los signos de puntuación, a pesar de ser la pesadilla de muchos, pueden ser increíblemente expresivos. Jugad conmigo, pensad en algún acontecimiento de vuestra vida e intentad pensar qué signo de puntuación mejor lo describe.

Puntos y aparte, para grandes cambios: vivir en otro lugar. Un viaje por latinoamérica: signos de exclamación. Una enfermedad transitoria, un paréntesis (“paréntesis” como palabra no os suena medicinal? como “prótesis” o “diálisis”). ¿Un matrimonio? Obviamente, un gran interrogante. Romper una relación: un punto. Quizá y seguido, quizá y a parte. El punto final para un fallecimiento. Puntos suspensivos para esa larga espera.

Obviamente estamos jugando con la subjetividad así que podéis estar en completo desacuerdo conmigo. Para eso, abrid un guión.

En todo caso, hay una explicación para estos días (una semana) de ausencia, explicación que justifica también el suplemento del lunes. Y aunque una explicación casi siempre exige los dos puntos, mi explicación yo la entiendo como un punto y coma.

El punto y coma es ese signo a medio camino. No simboliza una ruptura tan drástica como un punto, ni un cambio considerable. Pero aún así, es algo más que una coma. Una coma es una cerveza detrás de otra, o una reunión y después una llamada telefónica, un cambio insustancial.

El martes, la profesora de chino nos invitó a la Faculty House a comer. Es un edificio bastante pretencioso en el campus. Las mesas tienen mantel y hay muchas alfombras. Las escaleras son de madera y en forma de caracol. Tienen un ropero en la entrada. No sé todavía muy bien cual es la función,  pero supongo que el nombre lo indica. “Faculty” significa profesorado. En todo caso, allí fuimos a comer. Inocentes los alumnos pensábamos que se trataba de un mero acto solidario de la profesora, permitiéndonos el lujo de comer algo decente, caliente, amplia variedad ( “cannolis” y “macarons” de postre) … pero no fue algo tan gratuito. A cambio, la comida implicó el uso exclusivo del chino, lo cual, en lugar de un “descanso” fue una clase “extra” que me causó un terrible dolor de cabeza. Sin embargo, el día de nieve (preciosa) agradeció la crema de calabaza, el arroz salvaje y… ¡bacalao al horno!. La profesora no pudo evitar hacer un comentario ante mi reacción a la tabla de quesos. Adriana, se ve que te gusta mucho el queso ¿no? …

A lo que iba, lo cierto es que había empezado la semana a trompicones. Unas cuantas lecturas todavía por hacer, el tiempo pisándome los talones. Y los sucesos que se produjeron a continuación no ayudaron a aflojar las cuerdas y dejarme tiempo para completar mis tareas. Una llamada de la universidad. Te hemos concedido un cambio de alojamiento. Al campus, con una compañera tuya de clase ( de la clase de la Familia en la historia de China). En un piso de tres habitaciones.

Estudiante en Columbia relajándose antes de clase

Tic tac tic tac. ¿Hola? ¿Sigues ahí? ¿Aceptas o no? Porque tienes que aceptar ya si no le damos la habitación a otra persona. Pum Pum Pum (corazón).

Claro, claro que acepto, sí sí, donde tengo que firmar.

Bien, cuando vengas a mudarte ya firmas el contrato. ¿Cómo? Pero si me mudo al acabar los exámenes finales, para el próximo semestre, ¿no?

Señorita, tiene que mudarse antes de que termine este mes, es decir esta semana.

No hace falta que reproduzca el resto.

Así que esta semana es mi punto y coma.

Punto, porque me mudo. Ahora sí que podré decir que a Manhattan. Nuevos compañeros de piso, un cambio al fin y al cabo. Cercanía al campus. Adiós al terrible madrugón. Se acabó perderme los pocos eventos sociales en los que no participaba por miedo al parque de noche, el medio de transporte.

Coma, porque sigo. Sigo con toneladas de trabajo que se acumulan en mi mesilla de noche con la esperanza de que no me entre el sueño al leer en la cama. Sigo en NY. Sigue el frío. Sigo añorando a muchas personas.

¿La nueva casa? Pues lo que cualquiera se imagina cuando piensa en un piso de estudiantes. Ventanas sin luz. Un salón abarrotado de trastos y botellas de vino vacías. Un baño en el que se ven los pelos desde las puertas y que ya he decidido entrar sólo con chanclas. Requisito absoluto. Cocina diminuta, sin espacio para los cereales y con una capa de grasa que esconde los fogones.

Con todo, es una mudanza que necesito. Aunque estar en este apartamento ha sido un lujo y ha tenido desde luego muchísimas ventajas, se acabó el comfort porque tengo otras prioridades.

Para que os hagáis una idea, estoy haciendo las maletas. El sábado una chica del edificio se ha ofrecido a llevarme a mi nuevo apartamento (por un módico precio) en su Chevrolet. Por otra parte, el tener que hacer una actividad como esta (maletas, mudanza) me ha obligado a desconectar un poco, vaciar un poco el cerebro de contenidos para hacer espacio para la recta final.

Bien, pronto actualizaré desde mi nuevo hogar, y os deleitaré con la austeridad de sus paredes cuando tenga imágenes.

 

2 pensamientos en “Punto y coma

  1. Sort amb el nou pis…Tens els teus motius per fer el trasllat, tot i que per la descripció no en veig gaires! M’imaginava el teu apartament anterior net, espaiós i tranquil, tres requisits indispensables per a mi. Ara quan et vingui a veure em posaré alguna vacuna extra^^. La segona quinzena d’agost estaràs per allà? Potser puc venir per feina aquelles dates (o uns dies abans o després), a veure si hi ha sort!!! No ho sabré fins al maig. Ja parlarem. Molta sort als exàmens!!!

  2. Que sepas que te sigo en silencio en esta aventura neoyorquina -la oscuridad, el teléfono sigiloso y dos crías que dormitan a mi lado. Ahora sólo quiero decirte que me ha encantado el enfoque metalingüístico que has usado. Yo no me imagino puntuaciones, sino libros o capítulos o anotaciones al margen. Mucha suerte en este nuevo capítulo de tu vida, entonces.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s