La moda antivirus

Esta es la historia de cómo una columba semanal de moda ha absorbido por completo la integridad moral e intelectual de mi blog. Lo siento. Pero, últimamente he pasado tantas horas dentro de la biblioteca que si no salgo de las páginas escritas en incomprensibles caracteres por un rato, me vuelvo loca. Y tanto es así, que incluso mientras escribía en el explorador la dirección de esta web he escrito “wordpress.columbia.edu” .

Bien, cómo bien supondréis la biblioteca no es el lugar ideal para observar tendencias newyorkinas, pero… ¿no os preguntáis cómo se viste un estudiante para ir a la biblioteca? Más bien qué no se viste, porque la calefacción está descontrolada y no hay manera de soportar tanto calor. Así que, si buscas un lugar en el que observar qué se va a llevar este verano, es la biblioteca.

La muchacha que tiene el honor de protagonizar esta entrada es una víctima anónima que está sentada a mi lado, la pobre. Espero que no se percate de mi atrevimiento.

n

Podría parecer que la biblioteca es un lugar silencioso y aburrido, pero lo cierto es que cada día puede uno encontrarse con cosas insospechadas:

Alguien que ha olvidado sus zapatos (y yo me pregunto, ¿se ha ido descalzo?)

z

O algún ser bondadoso que decide dar una exhaustiva explicación a TODA la biblioteca sobre una materia que a muchos no nos interesa lo más mínimo. 

c

Últimamente me ocurren algunos infortunios (sí, existe la palabra). No demasiado graves, por ejemplo, como cuando decides cruzar la carretera porque hay atasco y una cola tremenda inmóbil de coches, y precisamente cuando cruzas, se empiezan a mover, y te pitan porque, obviamente estás cometiendo una imprudencia. O, tras haberte vestido con trescientas capas de ropa, aparece el día terriblemente soleado, y al día siguiente, cuándo vas más ligero, nieva.

He contado en demasiadas ocasiones lo pésimo que es el café, cierto? Pues bien, lo cierto es que hay un par de lugares en los que el café es aceptable, pero claro, no están a dos pasos de la biblioteca. Si bien es cierto que me siento una persona mucho más cultivada tras esta semana (ahora puedo fanfarronear sobre un montón de teorías filosóficas que no le interesan a nadie, pero tengo conversación para dar y tomar), físicamente. lo que se dice muy en forma no estoy. Una muchacha en clase de chino dijo, a partir de ahora voy a hacer ejercicio cada día, y yo me siento fatigada nada más subir las cuatro escaleras de la biblioteca.

Pues, a lo que iba, un poco inspirada por ese comentario, y por un par de horas productivas de trabajo, decidí desplazarme un par de calles a un lugar donde el café es aceptable y un poco más caro. ¿Ley de Murphy? Precisamente, la persona que me suele servir no estaba y el patán que me hizo el café me dio algo que no se podía tragar. Leche fría, agua chirri y sabor a aguarrás. Mi gozo en un pozo.

El lugar este dónde, cuándo reúno el valor suficiente, voy, me da pie a hablaros de otra cosa. Si uno es afortunado, y el día anterior ha sobrado algo de pan o alguna magdalena, los encargados de la zona de cafetería disponen los restos en pequeños vasitos plásticos individuales para que la clientela “pruebe”.

Muchos supermercados disponen de “muestras” de varias cosas, quesos, aceites, o salsas. Siempre me ha sorprendido el perfecto estado en el que las muestras están dispuestas, y el civismo con el que se comporta la gente cuándo se sirve.

No puedo evitar pensar en el supuesto de que el froiz pusiese un bol de Ruffles para que la gente probara. En cuanto cuatro gamberros saliesen del instituto, el bol vacío, y el suelo del Froiz impregnado de aceite. Aquí eso no ocurre.

Otra de las cosas que me llaman la atención de esta tendencia es el auténtico derroche que supone. No de mercancía, al fin y al cabo, o bien son magdalenas de ayer, o una caja de galletas que al caerse al suelo se partieron y ya no están “presentables”, sino porque como señalé hace un momento, disponen las muestras en vasitos individuales de plástico, o en platitos, en fin, un sinfín de envoltorios inútiles.

Llevo meses quejándome de lo mismo. El que más y el que menos me ha escuchado decir: “no entiendo por qué USA acusa a China de no cumplir con las restricciones de emisiones, si aquí contaminan un montón con la cantidad de cosas desechables que utilizan”, es algo que me cabrea.

b

Todas las cafeterías sirven sus cafés en vasos para llevar, la mayoría de restaurantes (excepto los glamourosos) tienen sus cubiertos desechables, doble bolsa plástica para la compra, y un millón de ejemplos más. desechables

Pues bien, lo cierto es que una observación más detenida ofrece una explicación. Explicación que no justifica semejante atrocidad, sin embargo. La mayoría de supermercados tienen guantes de latex al lado de las frutas, pero también al lado de las comidas para servir. En las colas hay dispositivos con jabones desinfectantes.

o

En la biblioteca todas las mesas tienen productos desinfectantes y la gente los utiliza desmesuradamente. Al lado de cada puerta también hay un dispositivo que te “desinfecta”.

d

En los baños, no sólo hay papeles desechables para poner en la tapa, sino que el grifo, el secador, el jabón, todo funciona de manera que no tengas que tocarlo. La gente es extremadamente escrupulosa.

Siempre cuento una anécdota bastante embarazosa. Un día, en uno de estos supermercados, cogí un panecillo y lo metí en mi bolsa. Una mujer me vio y me empezó a chillar como una descontrolada, amenazándome con llamar a alguien para que me “detuviese”, diciendo que cómo se me ocurría poner mis (sucias?) manos cerca del pan, que así es como ocurrían las PANDEMIAS, y que enfermar a la gente era un delito. No exagero. Es verdad, la mujer tenía su parte de razón, y debí haber utilizado doble capa de guantes, pero fue un despiste. De todos modos sólo toqué mi panecillo. Bien. Segundo ejemplo. En el lugar donde, si tienes suerte, y han sobrado dulces el día anterior y los exponen para que uno tome un “bocadito” -gratuito- escuché una conversación entre un padre y un niño:

Niño: Papá… ¡quiero un trocito de esas galletas que dan!

Padre: ¿Te has vuelto loco? ¿Tú sabes la cantidad de gente que pudo haber tocado eso?Te podrías contaminar!

Bien, eso explica por qué todas estas muestras están tan perfectamente colocadas, porque nadie se atreve a tocarlas.

Soy buena defensora de la higiene, pero sinceramente, creo que en este país se han pasado de rosca. Y lo peor de todo, es contagioso.

Yo, de momento, no me desinfecto las manos treinta veces después de tocar ordenadores,  por ejemplo. Y siempre que puedo pido que me pongan el vaso versión no desechable, que va con mis principios.

Y, lo más sorprendente de todo, es que a pesar de todos los riesgos a los que me someto viviendo así, no he pillado ni el más mínimo resfriado, a diferencia de las personas con las que me relaciono a diario.

Tampoco es que esté saturada de Vitamina C, cada naranja, en oferta, cuesta 1 dólar. Pero, los gérmenes me han hecho más fuerte.

Ahí lo dejo

Un pensamiento en “La moda antivirus

  1. Certament el que no et mata et fa més fort. I no només intel·lectualment si estudies o mentalment si experimentes alguna dificultat, sinó que també hi ha beneficis físics com dius. Els casos que comentes em recorden al meu viatge a la Xina, en què vaig presenciar un acte d’escrupulositat ingent: en acabar un àpat en un restaurant, demanar envasos de plàstic per empaquetar-ho i netejar cada envàs i cada tapa (la part interior) usant el tè calent de la tetera. El procés de neteja va requerir uns 10 minuts per a 5 envasos, ja que s’havia de decantar l’envàs/tapa sistemàticament per a que el rajolí de tè que s’hi havia dipositat passés per cada mil·límetre del plàstic i així netejar tot l’interior de l’envàs, i posteriorment descartar el tè brut.

    Com que la Xina és un país de molts contrastos, em pregunto si l’aversió dels nord-americans a la brutícia té una antítesi: ciutadans que no mereixen aquest apelatiu de tan porcs com són. Si aquesta fòbia és institucional i compartida per només una part de la població, restant una quantitat de gent ben porca, aleshores espero amb delit l’entrada que fagis com a rèplica a aquesta, i també les imatges corresponents^^.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s