Abierto los domingos: textos de ficción escritos durante mi adolescencia

He decidido abrir una nueva sección en la que voy a tratar de enfrentarme a la vergüenza. Rescato aquí textos (desastrosos) que escribí por diversos motivos durante mi adolescencia o juventud temprana. Este, durante mi primer año de universidad, creo que responde a un ejercicio de Marietta Gargatagli en el que nos debíamos inspirar en una película, pero no recuerdo las instrucciones con exactitud. Nunca escribía el enunciado.

X X X

Castellano

Ensayo III

Memento

Diego Armando Cuélliga expuso en su día que los sentimientos residen en la zona del antebrazo. Los recuerdos, sin embargo, se sitúan en una zona a medio camino entre la entrepierna y la parte interior de la rodilla.

Revisando anteayer los ejemplares de la revista La gárgola encontré en el número de marzo de 2006 que un supuesto médico y cirujano, licenciado en la universidad americana de Yale, y cuyo prestigio es indiscutible dadas las circunstancias, presentaba un artículo en el que promovía los beneficios de un nuevo programa de cirugía que ya había puesto en práctica en su clínica privada de Boston. El programa en cuestión consiste en una serie de intervenciones quirúrgicas en esta zona mediante las cuales pacientes privilegiados podrían hacer que determinados recuerdos que amargan su existencia o hacen su vida casi insoportable desapareciesen con tan solo 20 minutos en quirófano. No se conocen riesgos para la salud -declaraba el instruido doctor en el artículo- todos los resultados han sido bastante satisfactorios aunque, de momento, es difícil controlar la cantidad de información que se elimina. Hasta ahora, no hemos podido eliminar recuerdos particulares, sino una parte de la memoria asociada a una edad o periodo de tiempo concreto. Pero estamos investigando y creemos que en pocos meses conseguiremos avanzar y hacer esta cirugía mucho más precisa y sofisticada.

Y si nos paramos a reflexionar unos instantes, y pensamos qué opinaría el difunto Cuélliga (que publicó su descubrimiento con la mejor de las intenciones) sobre esta cuestión, nos daremos cuenta que hemos perdido toda confianza y estima por lo más intrínseco, por lo auténtico. En qué medida nos ha enajenado lo absurdo y en qué nos estamos convirtiendo para poder siquiera considerar la posibilidad de modificar nuestros sentimientos y nuestras memorias como si se tratasen de un tabique nasal. Desde luego, en algo que no hace en absoluto justicia a la definición de persona.

A pocos les pasó advertida la Eternal Sunshine of the Spotless Mind del soberbio Michael Gondry, que bien podría haberse inspirado en esta descabellada e inquietante idea al trazar su guión. Gondry, creador de un final conocido como una sublime advertencia del valor e importancia del recuerdo.

Imagine despojarse del privilegio de la experiencia, todo por un mero capricho del mal uso del avance de la ciencia; imagínese incapaz de aprender de sus propios errores porque los ha olvidado o, más bien, porque ha dejado que se los robaran; imagine una sala de espera de paredes verde pálido, repleta de mentes desorientadas y vacilantes, a punto de convertir al hombre en el único animal capaz de tropezar eternamente con la misma piedra.

Un pensamiento en “Abierto los domingos: textos de ficción escritos durante mi adolescencia

  1. No es desastroso, al contrarío.

    Lo mejor de poder manipular recuerdos o contenido de experiencia, me parece no esta en el borrado sino en el llenado a voluntad. O la sustitución de, uno podría aprender de lo vivido por alguien mas, una especie de trasplante. Bueno, eso es lo que sueño al respecto.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s