Opiniones dispares

familia

Nunca hago crítica cinematográfica ni literaria: no tengo la preparación necesaria, ni la capacidad, ni la autoridad para hacerlo. Sin embargo, hoy he comentado un vídeo en YouTube sobre la película Café Society (un vídeo que me ha gustado y recomiendo) y me han entrado unas repentinas ganas de juntar mis ideas sobre ella en una entrada. Lejos de pretender hacer una crítica, voy a dar simplemente mi opinión.

Café Society es una sátira woodialliense de la sociedad de la fama y el postureo de Hollywood y las estrellas de cine. Para alcanzar el objetivo último de la cinta, hacer esa crítica punzante, Woody disfraza la trama de comedia romántica. No es una comedia romántica al uso, de esas vacías de contenido que buscan el mero entretenimiento del público; es una comedia romántica con un diálogo exquisito, típico del cine de este director, cargado de humor negro, sarcasmo, intertextualidades, referencias musicales, religiosas: un guión muy inteligente.

Además, tiene una trama bien estudiada: con un número de personajes considerable y todos ellos bastante bien construidos: se nota el estudio psicológico de los personajes y estos evolucionan en consonancia. La puesta en escena es también rigurosa (perdón por el uso de términos teatrales), vestuario, iluminación, caracterización, todo cuidado hasta el más mínimo detalle y la fotografía resultante deslumbra belleza por los cuatro costados.

papelon

Un papelón

Hasta ahí, una obra prometedora. Ahora bien, lo cierto es que no me ha gustado. Tampoco la he odiado, vale, pero no me ha encantado que es lo que (me) hace el cine de Woody Allen.

¿Por dónde empezar con los puntos flojos? En primer lugar, me parece bastante misógina. Los personajes masculinos de esta película están delineados a la perfección, son riquísimos. El hermano Ben, el gánster, Bobby, el protagonista que es el mismísimo retrato del Woody Allen joven, el cuñado Leonard (Stephen Kunken)… todos estos personajes me han encantado y van a convivir conmigo mucho tiempo. Sin embargo, los personajes femeninos: vacíos, simples, planos, fáciles de olvidar, maniquíes de vestuario. Estoy exagerando, ya lo sé. La madre de Bobby, la esposa de Leonard, la amiga neoyorkina sobretodo, e incluso algunos dirían que la protagonista, tienen personalidad. Sí, pero hacen siempre sombra a los personajes masculinos. No están a la altura. Tanto la madre como la hermana tienen un par de escenas brillantes, un segundo, y pasan a bastidores el resto de la película.

papelon3

 

Ahora hablemos de la protagonista. Lo lamento, pero Kristen Stewart no se merecía ser una chica Woody. No tengo prejuicios, pero es que esta actriz tiene el don de convertir personajes completamente antagónicos en la misma persona. La he visto en varias películas y en todas me parece absolutamente la misma chica con la misma actitud de asqueada haciendo siempre el mismo papel, pero con otra ropa. Esos gestos y esa manera de entornar los ojos que sí, son muy naturales y te quedan muy bien en un papel de adolescente EMO, pero ya está. No los repitas constantemente. No me ha convencido: no me podía creer que Bobby se hubiese enamorado tan perdidamente de la chica atormentada del pupitre de delante de su clase de historia.

caradeasco

Deja de leer aquí si no la has visto y pasa al último párrafo, si no te has cansado de mí.  Es cierto que Woody Allen dota a sus películas de un cierto pesimismo y catastrofismo sobre el género humano, pero estoy muy contrariada con el personaje protagonista (Bobby). Aprovechando para hacer su carta de amor a Nueva York de rigor (que comparto totalmente), Woody posiciona a Bobby en Los Ángeles, un joven abriéndose futuro y con aspiraciones. Recordemos que Bobby es el retrato de Woody: torpe y patosillo – en las relaciones sociales, sobre todo-, con un sentido del humor ácido y sarcástico, inteligente, aficionado al Jazz, espontáneo… Su tío le da un trabajo de recadero y posteriormente haciendo un poco de relaciones públicas entre la flor y nata de la sociedad hollywoodiense. Chafado ante tal panorama, decepcionado por la superficialidad y la falsedad que le rodean, decide volverse a Nueva York. Bien. Buena decisión. Le promete a su pareja en ese momento que no serán muy ricos, pero serán felices en Brooklyn. Bobby vuelve a NY, pero su hermano el gángster compra un local para poder blanquear dinero y ser tapadera, y invita a Bobby a convertirse en “director”. Así, Bobby pasa el resto de sus días haciendo funciones de relaciones públicas en su local, atrayendo a artistas y magnates, y convirtiéndose en el verdadero paradigma de postureo y superficialidad que tanto despreciaba. Dinero, traje bien planchado, muchos “contactos” (que no amigos), una mujer digna de mostrar en sociedad, pero que se mantiene al margen para poder dedicarse en exclusiva a la maternidad y así dejarle “vivir su vida”. ¿Hola? Muchos me diréis que es precisamente esto lo que quiere transmitir el director: la ironía que abraza toda la película. Pues no. Por ejemplo, ese toque de decepción ya lo transmite con la elección de la protagonista, tan alternativa ella, pero agarrándose al final a su proveedor de tarjetas de crédito como un clavo ardiendo. Me hubiese gustado ver al chico firme en sus ideas.

lacaradeasco

Hasta aquí mis impresiones por encima. Me gustaría comentar muchas más cosas, sobre todo aspectos del diálogo: las referencias musicales, culturales y religiosas, estereotipos sobre la sociedad neoyorkina vs californiana. Me encantaría poder destripar todas las bromas tan típicas de ese humor que le caracteriza, pero no es el momento, ni el lugar, y haría un trabajo bastante mediocre.

Recomiendo la película, no necesariamente os instaría a ir al cine a verla. Esperad a que la traigan a la biblioteca de vuestra ciudad, ponedla en versión original, y aprovechad para poder pausar y analizar esos pequeños detalles y delicadezas del guión y de la escenografía que hacen que la película valga la pena, sin sentiros mal por haber malgastado al encontrar esos detalles que hacen que la película no se convierta en una de diez.

Lo mejor : el diálogo y los personajes secundarios.

buenospersonaes

 

stephen Kunken

Stephen Kunken❤

Lo peor: Un vampiro ha engatusado a Woody Allen.

mismacara

 

 

4 pensamientos en “Opiniones dispares

  1. ¡Hola!
    Tengo que reconocer que no soy mucho del cine de Woody Allen pero a la vez esta película me atrae. Así que sé que le daré una oportunidad en algún momento, a ver que me parece.
    Me gusta que los detalles técnicos estén tan cuidados. Pero no me gusta nada lo que dices de los personajes femeninos, que sean tan planos me echa para atrás.
    Por otro lado, Kristen Stewart no me gusta mucho, la verdad. Me sorprendió en Still Alice pero en genera no me suele gustar.
    Ya te contaré que me parece a mi.
    Un beso

    • Muchísimas gracias por venir y comentar. A mi Still Alice me encantó pero ella, es que es ella siempre, no sé como explicarlo. Me apetece un montón que la veas y me comentes, tengo muchas ganas de continuar el diálogo.

  2. No puedo hablar demasiado del cine de Woody Allen, porque hace muy poco que me inicié en él, con Irrational Man. Sin embargo, me interesa ver más películas suyas, así que le daré una oportunidad. Tampoco me gusta demasiado Kristen Stewart como actriz.

  3. No he visto la peli pero con solo ver el trailer me pude dar cuenta de que es la típica película en la que los hombres van a ser inteligentes, ricos, locuaces, interesantes, etc. y las mujeres floreros. Ugh. Me esperaré a verla por otros medios.😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s